Lolitas prostitutas escort japonesa madrid

lolitas prostitutas escort japonesa madrid

La representación de Kurtz, tanto en la novela como en la película, convertido por su carisma en monarca de una masa de seres primitivos, es el mejor ejemplo de la representación de la superioridad de colonizador. Esta forma de vincular el desarrollo cultural con la evolución biológico-racial construyó, desde los estudios de Herbert Spenser, lo que se conoce como darwinismo social.

Esta construcción ideológica de la idea de evolución en los planos social, cultural y hasta biológicoracial no solo impregna toda la cultura occidental del conocimiento, como demostró Edward Said, sino que forma parte también de muchas tradiciones críticas del pensamiento, incluidas ciertas corrientes del marxismo ortodoxo o eurocéntrico que Fanon tanto criticó.

Sin embargo, asumir esto no implica que estemos ante un problema de orden epistémico derivado de cosmovisiones civilizatorias diferentes, por mucho que algunos estudiosos como Walter Mignolo lo planteen así, empeñados en secuestrar a Said y a Fanon. El plano psicoanalítico La novela de Conrad hace una exploración interior de Marlow a través de su continua comparación con la locura de Kurtz.

Puede plantearse entonces que Apocalypse Now es una película anticolonialista? A partir de los años sesenta, con el auge de las luchas de liberación nacional en todo el mundo, la novela de Conrad empezó a interpretarse en clave antiimperialista las alusiones de Marlow al Imperio romano facilitaban esta interpretación y podría parecer que la versión de Coppola quiere ir en esta dirección.

Sin embargo, incluso si aceptamos que la película presenta los horrores de la guerra, el colonizado sigue ausente. Solo aparece, en el mejor de los casos, como mero sujeto pasivo de la compasión o de la autodegradación del colonizador.

Por eso creemos que tiene sentido analizar el trabajo de Coppola, independientemente de su incuestionable valor estético, demostrando que representa al otro de forma racista. Por el contrario, como vamos a ver a continuación, la estética de Pontecorvo sí descoloniza, en los términos defendidos por Sartre, al llevar al antagonista al centro del conflicto político.

Y es que el horror, como sabía Robespierre, es muchas veces la verdad de la política. Véase Freud []. De hecho, la película de Pontecorvo puede considerarse, en muchos sentidos, como un documento histórico. Prueba de lo que decimos son testimonios como el del general Paul Aussaresses, veterano de la Guerra de Argelia, que reconoce que la obra de Pontecorvo representa los acontecimientos tal y como sucedieron 1.

Con un estilo hiperrealista, La batalla de Argel explica la violencia política derivada del contexto de enfrentamiento entre el FLN y las fuerzas de ocupación francesas. En la película de Pontecorvo, por el contrario, la violencia aparece delimitada exclusivamente por sus caracteres políticos.

Recordemos las secuencias del bombardeo con helicópteros de Apocalypse Now. Es imposible no reconocer la belleza del trabajo de Coppola. Pensemos ahora en la terrible secuencia de Funny Games de Haneke en la que un matrimonio, tras ser torturado, asiste al asesinato de su hijo pequeño. Pero es esta una manera hiperrealista de tratar estéticamente la violencia?

A nuestro juicio, no. Se trata, por el contrario, de una imitación del snuff y de la pornografía, que sin duda puede tener valor estético a la hora de condicionar radicalmente las reacciones físicas del espectador exactamente igual que en el cine porno , pero que no tiene nada que ver con la realidad de la violencia.

Es exactamente el tipo de estética que Bertolt Brecht combatió para crear una estética política que permitiera al espectador la distancia el extrañamiento imprescindible para tener una visión general, de contexto, para poder entender y juzgar políticamente.

Esa estética de la explicación política que buscaba Brecht mediante el gestus de sus actores aparece en el estilo documental de La batalla de Argel, permitiéndonos entender el contexto de la violencia y comprender las claves políticas de la guerra de liberación argelina. Que la película fuera censurada en Francia y que haya sido utilizada por los militares norteamericanos para aleccionar a sus oficiales, a pesar de la filiación política comunista de su director y de su mensaje, son buenas pruebas del inmenso valor político de La batalla de Argel.

Como le hubiera gustado a Brecht, se trata de que el espectador piense, no de que sienta. El otro ya no es la representación de nuestro ello freudiano desinhibido, primitivo y brutal, ya no es la representación de una fase anterior de la evolución humana, sino el producto histórico de un sistema social; la consecuencia de las relaciones de opresión con el colonizador.

En la película de Pontecorvo el colo- Cuando el otro comparece en rueda de prensa La batalla de Argel plantea el problema de la dominación colonial de manera completamente distinta a Apocalypse Now. En el filme de Pontecorvo, por el contrario, veremos que se representan escenarios que, sin ocultar el horror de la guerra, presentan al otro como sujeto que adquiere voz y pensamiento mediante la lucha armada, como antagonista político que cuestiona el lugar de enunciación hegemónico.

Y es que solo cuando el antagonista es capaz de infringir un daño real a su enemigo puede situarse en el mismo plano y convertirse en actor político. La dignificación del antagonista aparece, en toda su crudeza, en la secuencia de la rueda de prensa del líder del FLN arrestado, Ben M hidi, pero también en la secuencia siguiente en la que quien responde a las preguntas es el coronel Mathieu, jefe de las fuerzas militares francesas desplegadas en Argelia.

Señor Ben M hidi, no encuentra un poco vil utilizar los cestos y las bolsas de sus mujeres para transportar los explosivos que matan a tantos inocentes? Deme sus bombarderos y nosotros le dejaremos nuestros cestos. La decisión sobre la vida para entender la política aparece en toda su crudeza. Cuando el coronel Mathieu es interpelado por los periodistas vemos que asume esta dimensión soberana del poder de su adversario.

El coronel explica que los paracaidistas utilizan torturas en los interrogatorios no por odio o por crueldad, sino por necesidades políticas. El reconocimiento de esto pone al descubierto no solo el poder de la resistencia argelina, sino la verdad política del colonialismo como régimen de dominación basado en la violencia.

Veamos ahora la conversación de Mathieu con los periodistas en la secuencia de la rueda de prensa en la que le preguntan por los métodos de interrogatorio: Usted puede decir algo al respecto? El éxito es el resultado de esos métodos. Lo uno presupone lo otro y viceversa. Si se habla de torturas, que se hable de torturas. Y usted no va a hacer ninguna pregunta? Las preguntas ya han sido hechas. Vamos a intentar ser exactos.

La palabra tortura no aparece en nuestros diccionarios. Por su parte, el FLN pide a sus miembros, en caso de captura, mantener el silencio durante 24 horas.

La organización ha tenido el tiempo necesario para inutilizar cualquier información dada por ellos. Y nosotros, qué tipo de interrogatorio deberíamos elegir? El utilizado por los tribunales que por un delito de homicidio dura varios meses?

La legalidad no es siempre cómoda, mi coronel. Cuando le hicieron esta pregunta a Ben M hidi, recuerden lo que contestó. No, señores, créanme, es un círculo vicioso. Y podríamos discutir durante horas sin llegar a conclusiones.

Porque el problema no es este. Ahora bien, a mí me parece que con matices distintos estamos todos de acuerdo en que debemos quedarnos. Y cuando comenzó la rebelión no había siquiera matices distintos. Todos los periódicos, incluso los de izquierda, pidieron que fuera sofocada. Nosotros hemos sido mandados aquí para eso. Los que hoy nos dicen fascistas olvidan el apoyo que muchos de nosotros dimos a la Resistencia. Los que nos dicen nazis no saben que entre nosotros hay supervivientes de campos de concentración alemanes.

Somos soldados y tenemos el deber de vencer. Por lo tanto, para ser exactos, ahora les hago yo una pregunta: Francia debe quedarse en Argelia?

Si siguen contestando que sí, tienen que aceptar todas las consecuencias necesarias. Por ello, aun recordando el peligro que representaba, no dudo en rendir homenaje a su memoria. A propósito de estas críticas, Franco Solinas declaraba en una entrevista que querían presentar a Mathieu como elegante y culto precisamente porque la civilización occidental no carece ni de elegancia ni de cultura , p. En esa omisión o invisibilización de los sujetos subalternos reside precisamente el racismo de la obras de Coppola y de Conrad.

Ben M hidi y Mathieu son de hecho, en La batalla de Argel, la verdad política. En aquel mítico mediometraje que se ha convertido en una pieza de culto, Buñuel nos presenta a Simón el Estilita. Los estilitas eran monjes cristianos que pasaban una vida de oración y penitencia sobre una plataforma colocada sobre una columna, permaneciendo allí durante años e incluso hasta la muerte. El estilita de Buñuel aparece firme en su columna resistiendo las diversas tentaciones del diablo una deliciosa Silvia Pinal que se le aparece con diferentes formas sin lograr su objetivo de apartar a Simón de sus certezas y su fe.

De pronto, un avión de pasajeros surca el cielo y el diablo se lleva a nuestro estilita a un mundo en el que su fe y sus certezas carecen ya de sentido; Nueva York, una ciudad-mundo postindustrial en la que el santo, junto a la diabólica Pinal, se ve ignorado por todos en una ruidosa discoteca el infierno? Buñuel se da cuenta de que en los nuevos tiempos la moral, tenga la base que tenga religiosa o laica, conservadora o revolucionaria , se ha desmoronado. En esta sociedad, los santos como los revolucionarios se convierten en personajes patéticos y, de David Harvey define la posmodernidad, precisamente, como la veneración de los fragmentos , p.

No existe una sola realidad, sino tantas realidades como perspectivas de aproximación a las mismas se planteen. En la posmodernidad no hay sitio para ninguna verdad universal; las verdades universales, por otra parte, no serían sino las bases ideológicas de los sistemas totalitarios. En la posmodernidad no hay sitio ni para santos, ni para héroes, ni para guerrilleros como vemos en Amores perros.

Ni siquiera hay sitio para la política como proyecto moral. Cabría pensar por ello que la posmodernidad no es compatible con la estética política del distanciamiento, con el plano general que nos permite desentrañar una lógica de la política en tanto que conjunto de relaciones desiguales. Lo posmoderno sería incompatible con Brecht y con Eisenstein, salvo que hubiera forma de percibir esa lógica del capital.

Para Harvey, la lógica del capital puede identificarse, entendiéndola como la forma de trabajar del alfarero. Reconocida como una de las grandes obras maestras del cine latinoamericano reciente, la película es capaz, desde su localismo mexicano, de hacer un retablo de las consecuencias sociales del capitalismo neoliberal en América Latina. En la película, la lógica del capital aparece como la base estructural de los personajes y las situaciones posmodernas de la historia.

La trama de la película parte in media res de un choque de coches que cruza tres historias que, superpuestas, forman un rizoma de relaciones de clase. La principal característica de esta familia es su desvinculación del trabajo como forma de acceso al bienestar y a la dignidad.

Pero el dinero no se puede obtener del trabajo, sino del crimen, la violencia y la traición. También entre ellos se imponen la traición y el asesinato. Es un antiguo profesor, militante de la izquierda revolucionaria, que dejó a su esposa y a su hija para convertirse en guerrillero y hacer un mundo mejor que compartir con ellas.

Respecto a la violencia en la película, muchos quisieron ver en ella la larga sombra de Tarantino. Sin negar ninguno de los méri- Amores perros consigue, en definitiva, que veamos la lógica del capital que Harvey describe como el vínculo entre los fragmentos propios de la posmodernidad y nos recuerda que, en la violencia consustancial de la metrópolis capitalista, el amor es siempre perro.

Vamos a defender que esta obra es completamente autónoma respecto a su referente literario, la novela de Nabokov, y que representa una excelente caracterización de la heteronormatividad constitutiva de las relaciones de género en nuestras sociedades.

Lolita, como mito sexual casi universal, ejemplifica la condición de subalternidad de las mujeres, pero también representa una vía de recuperación de autonomía. Pensamos que el poder del antagonista, del otro, deriva de su forma de opresión y alterización. Pensemos en la recientemente estrenada película de Steven Soderbergh The girlfriend experience.

El mérito de Soderbergh en esta película es sacar la prostitución de los contextos en los que se ejerce en condiciones infrahumanas. Chelsea no es una cenicienta con una vida espantosa, sino una profesional de clase media que tiene una relación normal con su novio, el cual conoce y respeta su trabajo. En esta película, los problemas laborales y personales que se le presentan a Chelsea no son necesariamente diferentes a los de cualquier trabajador.

Estamos hablando, al fin y al cabo, de una mujer jovencísima, extremadamente atractiva, que encarna las aspiraciones sexuales de cualquier varón heterosexual que pueda pagar. Pues bien, lo que vamos a defender aquí es que este debate tan posmoderno promovido por el filme de Soderbergh aparece ya en la película de Kubrick.

Lolita, desde sus condiciones, no es tan distinta de Chelsea. El personaje de Kubrick, mujer objeto creado por la mirada masculina, es consciente de lo que representa y del deseo que provoca, pero no deja de buscar su autonomía con las armas de que dispone.

Pero qué es entonces lo que disciplina la subjetividad femenina, alterizando a la mujer, convirtiéndola en el otro de la mirada masculina? El capitalismo, en tanto que sistema histórico, ha funcionado siguiendo una lógica de expansión económica y política que ha configurado la geografía humana tal y como la conocemos, mediante mecanismos políticos precisos como el colonialismo que, a su vez, han condicionado ideológicamente las representaciones, desde el prisma del colonizador, como explicaban Fanon o Edward Said.

Entre estos espacios de subjetividad biopolítica destacan los roles de género y la sexualidad, que tienen en el cine uno de sus dispositivos de representación cruciales. Vamos a poner un ejemplo. Pensemos en Bolivia, país periférico donde los haya, con una estructura social etnificada que permite apreciar con claridad las diferentes formas en que el heteropatriarcado, en función de razones étnicas y de clase, afecta a las mujeres Véase al respecto Haraway A la izquierda, Katherine David Céspedes, de Santa Cruz de la Sierra, que fue Miss Bolivia en a la edad de 19 años y que es, en la actualidad, presentadora de televisión.

A la derecha, una joven aimara anónima con su bebé. Quiere esto decir que es necesario someter también la crítica a la construcción cultural de lo femenino al examen de Fanon y a las matrices coloniales del poder. Debra Merskin, en un artículo sobre el uso sexual de jóvenes y niñas en la publicidad, da muchísimos ejemplos de la mercantilización del cuerpo sexualizado de la adolescencia en la publicidad.

Su trabajo, por desgracia, al mezclar niños, preadolescentes y adolescentes pierde de vista las formas hegemónicas de construcción del objeto femenino del deseo sexual salvo que se nos diga que la pedofilia se ha hecho hegemónica, cosa que no creemos.

Es decir, estamos ante la inmaterialidad de la mercantilización de la sexualidad. Este proceso de mercantilización, no del producto en sí sino, como dice Merskin, de la idea de conexión sexual entre el consumidor y su objeto de deseo no alude tanto al cuerpo como a la subjetividad, a la idea de lo que debe ser y cómo debe comportarse una mujer. Una de las primeras expresiones fílmicas de los caracteres ideológicos de la subjetividad femenina impuesta por la lógica Defenderemos dos ideas fundamentales.

Mientras que en la novela el tema fundamental es la pedofilia a partir de la construcción de la noción de nínfula, en el filme de Kubrick el tema fundamental es el deseo masculino por una feminidad encarnada en Lolita. La relación que Kubrick construye entre Lolita y su madre es lo que mejor nos revela, como veremos, ese tipo de subjetividad femenina basada en la belleza juvenil.

La película nos permite ver con claridad que Lolita usa ese poder para luchar por su libertad Se trata de mujeres obligadas a sobrevivir en el marco de las difíciles condiciones económicas y culturales dadas, sin la posibilidad de una emancipación económica al alcance de la mano. Lolita, image parfaite d une affiche publicitaire como dice Emmanuelle Delanoë-Brun, no puede leer a Mary Wollstonecraft ni a Virginia Woolf, y tampoco puede permitirse decir no a su Humbert Humbert, padre, amante y dueño.

Como señala Ken Burke en su estudio comparativo entre la novela y la película, Kubrick desdramatiza la seriedad de los temas sexuales de Lolita Burke, , p. Ello no es otra cosa que reforzar a un sujeto que, a pesar de su debilidad objetiva, ya no es una niña como en la novela. El amor y la pasión del opresor hacia Lolita es, en este caso, la mejor arma de la que ella dispone para liberarse.

Resulta irónico que la película de Kubrick fuese nominada a los Óscar en la categoría de mejor guion adaptado.

Y es que adaptar es trasladar los elementos esenciales de una historia, de una disciplina artística en este caso la literatura a otra en este caso el cine. En nuestro caso, por muchos elementos comunes que haya entre la versión de Nabokov y la de Kubrick, vamos a ver que se representan cosas distintas. Podría hablarse, en todo caso, de versión, en la medida en que la mayor parte de los aspectos constitutivos y narrativos de la historia, como decimos, aparecen en la película, pero representan otra cosa.

De hecho, es interesante examinar la enorme distancia que en ocasiones encontramos entre el guion final que por muchas modificaciones de que fuera objeto seguía siendo obra del autor de la novela y las decisiones de dirección. Como señaló el propio Nabokov tras la publicación del guion en , Kubrick hizo una película de primer nivel con magníficos actores pero solo se usaron unos pocos elementos del guion original , pp.

El proceso de redacción del guion por parte de Nabokov ya le había hecho consciente de las notables diferencias que iba a encontrar entre su historia y la de Kubrick. Pasarían dos años hasta que el autor ruso pudiera ver la película.

Destacamos en particular los trabajos de Studkey y Burke Después de estrenar la película y tras algunos titubeos corteses iniciales, Nabokov afirmó en numerosas ocasiones las profundas diferencias entre la novela y el filme.

En una carta fechada en , el autor escribía a Kubrick: Como dice Studkey, no se trata de una adaptación que implicara escasa creatividad respecto a su fuente, sino de una versión, entendida como algo opuesto a contar la misma historia de otra forma , p. Pero Kubrick no se planteó hacerlo y Lyne, que sí lo hizo, no lo consiguió. En la versión de Kubrick, como veremos, el uso de la parodia e incluso de lo surrealista en ciertos momentos el homenaje a Chaplin en la escena de la habitación de hotel en la que Humbert intenta montar con un empleado la cama plegable, la alusión a Espartaco en el ambiente onírico de la casa de Quilty al inicio del filme o la desorientadora secuencia de Humbert, Lolita y Charlotte viendo en un cine de verano la película de terror The Curse of Frankenstein de Terence Fisher en la que se produce una interesante agresión intertextual adelantan ya una apuesta muy perso Citado en Studkey , p.

Nínfula o mujer fatal? Las lolitas de nuestra cultura popular que ejemplifica la pornografía son adolescentes sexualmente desarrolladas. Su hipersexualización responde obviamente a la heteronormatividad que se ha hecho hegemónica, pero ello no se debe a Nabokov sino, como vamos a ver, a la película de Kubrick. Llegados a este punto hay que preguntarse qué es una nínfula.

Vayamos a la novela de Nabokov, donde el personaje-narrador Humbert Humbert no escatima detalles. Las nínfulas son muchachas entre los nueve y los catorce años de edad Nabokov, , p.

El uno de enero tendría trece años. Humbert Humbert especifica, con todo lujo de detalles, qué es lo que le atrae: La novela aclara también que a Humbert poco o nada le gustan las mujeres, por guapas y atractivas que sean: Sobran ya referencias de la novela para dejar claro que la Lolita de Nabokov nada tiene que ver con el concepto de Lolita que se ha popularizado.

Solo la Lolita de Nabokov es una nínfula, nada que ver con el concepto de belleza femenina asociado a la juventud; la de Nabokov no es una jovencita, sino una niña de 12 años, y son precisamente las características derivadas de esa edad infantil lo que enloquece a Humbert Humbert. La niña de Nabokov puede ser cruel, vulgar, egoísta y encarnar cuantos elementos de atracción demoníaca se quieran, pero no deja de ser eso, una niña.

Decir que la nínfula ni comparte los rasgos físicos de la mayoría de las mujeres, ni es consciente de su poder, no es sino otra manera de afirmar que las nínfulas no son todavía mujeres. De hecho, el término nínfula nymphet solo aparece una vez en la película pero, incluso en esa ocasión, Kubrick le da un sentido muy distinto al de Nabokov Nelson, , p.

Las nínfulas en el cine ni mucho menos escasean, pero Sue Lyon no es Shirley Temple, ni Jodie Foster en Taxi Driver, ni Kirsten Dunst interpretando a Claudia una mujer encerrada en el cuerpo de una niña en Entrevista con el vampiro de Neil Jordan, ni Natalie Portman en León, el profesional de Luc Besson, ni la celebrada Hannah Montana en sus primeros tiempos, ni, trayendo ejemplos del cine español menos censurado para estos temas 5 Citado en Chantzopoulos , p.

En estos casos que señalamos, sí podríamos estar ante lo que Sinclair llama el nymphet syndrome en el cine, pero ni la Sue Lyon dirigida por Kubrick ni, como vamos a ver, la Dominique Swain dirigida por Adrian Lyne dan el perfil de nínfulas. La pregunta ahora es si estamos ante una femme fatale. Si recordamos la secuencia de la primera noche que Humbert y Lolita comparten en un hotel lo que vemos es a una joven, segura de sí misma, seduciendo a un hombre de mediana edad que muestra pasividad y miedo.

La elección de Jeremy Irons para el papel de Humbert es respetuosa con la descripción física que tiene mucha importancia que se autoatribuye Humbert en la novela: La elección de Irons tiene mucha importancia, pues, como decimos, el Humbert de Nabokov, a diferencia del de Kubrick, es muy guapo: Respecto a Melanie Griffith Charlotte puede decirse lo mismo.

Sin embargo, el fracaso de Adrian Lyne empieza y termina con la elección de su Lolita. Dominique Swain no es, como vemos en la foto, ni de lejos una nínfula, por mucho que el director trate de hacer que se comporte como tal.

Ni sus graciosas muecas, ni el apara- 7 Distinto hubiera sido si en la versión de Kubrick hubiera encarnado Cary Grant a Humbert se ha especulado sobre que se le ofreció el papel , pero desde luego la elección de Mason, del mismo modo que si hubiera elegido a Peter Ustinov, al que parece que también se tentó, respondía a otros objetivos. De otro modo nos quedamos con el recurrente retrato, propio de la heteronormatividad machista dominante en el cine, de la relación entre el maduro atractivo e interesante y la jovencita explosiva, algo nada original.

En primer lugar nos detendremos en el personaje, extremadamente patético, interpretado por James Mason y después en la débil y vulnerable Charlotte Haze, interpretada por Shelley Winters.

Vamos a limitarnos a señalar que cumple una función satírica e irónica en clave psicoanalítica, como super-yo o entidad moralizante y represora de Humbert. En Lolita esta capacidad de trabajo con los actores llega al punto de que las performances de estos, unidas a otras decisiones de dirección, hacen que lo que terminan viendo los espectadores vaya incluso en una dirección opuesta al propio texto del guion.

Es Kubrick quien construye una femme fatale, a pesar incluso del guion de Nabokov. Davies escribía ante la inminencia de la publicación de la novela en Inglaterra tras la primera edición parisina de , temeroso de la recepción que podía tener un libro cuya publicación en Estados Unidos en , a pesar de su éxito, levantaría una enorme polémica.

Davies trataba de invertir la perspectiva de la relación de poder entre Humbert y Lolita para proteger a Nabokov de las críticas.

No olvidemos que cada noche todas y cada una de las noches [dice Humbert] Lolita se echaba a llorar no bien me fingía dormido , p.

Si de alguien es víctima el Humbert de la novela es de sí mismo. Recordemos que el personaje tras quejarse de la definitiva caída moral de Lolita Nabokov, , p. Queda claro que Humbert violaba a Lolita. Nada que ver ni con lo que se muestra ni con lo que se sugiere en la película de Kubrick. Pero, en cambio, el argumento de Davies es absolutamente adecuado para describir a la Lolita de Kubrick.

Ahora la víctima sí es Humbert, y la principal consecuencia de su debilitamiento es el empoderamiento, desde sus circunstancias, de Lolita. En un reciente artículo, Emmanuelle Delanoë-Brun describía la película de Kubrick como la fabrique de l homme objet.

En nuestro caso, la institución de poder es Lolita como configuradora y destructora final de Humbert. La autodestrucción obsesiva de Humbert es algo que Mason transmite a través de una pluralidad de gestos que le patetizan en particular sus movimientos de manos y las expresiones de su cara. La escena del hospital cuando Lolita ha huido es uno de los mejores ejemplos en los que vemos a Humbert enloquecer. Sin embargo, como Kubrick se encarga de dejar claro, esa mujer es incapaz de producir deseo.

El Humbert de Kubrick no es un maníaco sexual, sino que representa las aspiraciones eróticas de cualquier hombre. No es la mujer hermosa descrita por Nabokov, sino una viuda cuarentona que Kubrick se encarga de presentar como escasamente atractiva.

Winters tiene 42 años cuando se rueda la película; no es, ni mucho menos, la bella treintañera con cierto estilo Marlene Dietrich que describe Nabokov , p. Esta envidia es enfatizada por Kubrick en varias escenas, pero hay dos de ellas que nos resultan especialmente valiosas y que, La primera es la escena de la discusión tras el baile.

Charlotte, tras enviar a Lolita a la cama, afirma: Siempre ha tenido algo en contra mía. Ahora se ve como una belleza Es culpa mía que me sienta joven?

Por qué le molesta eso a mi hija? A ti no te molesta, verdad? Mientras que, en la novela de Nabokov, decía: En la novela, como vemos, no hay alusiones a la belleza de Lolita, ni se dice que se sienta una joven estrella 9.

Lolita ha desplegado su poder, el poder de la juventud, frente a la decadencia de su madre. Hay otra secuencia también crucial. Cuando Charlotte descubre el diario de Humbert dice: Me voy de aquí hoy. Puedes quedarte con todo. Mientras que en la novela decía: Todo esto es tuyo. En la novela Charlotte no adora a su hija, pero trata de protegerla. Sin embargo, en la película, Charlotte solo alberga un gran resentimiento frente a una Lolita con la que no puede competir.

Lo que describe Despentes es el mundo del deseo masculino que construye Kubrick en Lolita. Humbert elige la mano de Lolita frente a la de Charlotte. El personaje de Charlotte creado por Kubrick representa exactamente ese tipo decadencia reforzando el poder sexual de Lolita. La forma en la que Kubrick construye a su personaje, física y psicológicamente, no admite discusión respecto al hecho de que se trata de una modalidad de belleza deseable para cualquier varón en el contexto de la hegemonía heteronormativa basta, creemos, con ver la foto para asumirlo.

Pensemos en la secuencia icónica de la película, cuando Humbert ve por primera vez a Lolita tumbada en la esterilla. Sin duda el Humbert de la novela es un pedófilo, pero nada hay de pedofilia en que un varón heterosexual se sienta atraído por la Sue Lyon que acabamos de ver. En ese mismo contexto, los roles de género se construyeron insertos en ese tipo de relaciones sociales haciendo de la heterosexualidad, como señaló Wittig , una posición económica concreta en las relaciones sociales de producción que asignaba a las mujeres las actividades no remuneradas derivadas del cuidado servicios sexuales, gestación y crianza, etcétera.

Como resultado de estas formas de organización del capital surgieron regímenes políticos con características propias y diferenciadas en el centro y en la periferia, clases sociales en función Puede afirmarse que es una constante histórica que las identidades de los sujetos subalternos, de los antagonistas, de los otros, se expliquen por las características estructurales del sistema-mundo y por la división internacional del trabajo.

A pesar de su centralidad productiva, como señalaron Fanon y Edward Said estos sujetos estuvieron siempre subrepresentados, alterizados e invisibilizados en la cultura hegemónica colonial del dominador. Esta alteridad también se plantea a la hora de entender la construcción histórica y política de las mujeres como género o lo que entendemos por feminidad.

Como señalaba Donna Haraway , p. Cuando Fanon titulaba su libro Los condenados de la tierra aludía a la primera estrofa de La Internacional del mismo modo que Said, para empezar su libro Orientalismo, citaba al Marx de El dieciocho brumario de Luis Bonaparte: El auge de los estudios culturales y poscoloniales replanteó esta cuestión de la alteridad y los otros el colonizado, el migrante, la mujer centraron la atención de los investigadores.

Los condenados, los parias, los que no pueden representarse, aparecieron por fin en el centro de la política. El cine ha desempeñado históricamente un papel crucial en la subrepresentación de los sujetos subalternos, creando imaginarios y sentidos comunes y convirtiéndose, como el conjunto de la industria audiovisual, en el gran dispositivo de la producción cultural. Pero, como afirma Said, la representación y el conocimiento no pueden ser no políticos , p.

Ese estilo de construcción de discursos hegemónicos, como clave de la política, es lo que hemos pretendido aprender a desentrañar aquí, analizando películas muy distintas pero en las que las relaciones de poder se representaban de una forma muy interesante.

Pero este planteamiento no es solo una mala lectura de Edward Said, como ya dijimos en otra ocasión, sino incluso un secuestro inaceptable del pensamiento de Frantz Fanon. El planteamiento de Mignolo, que presenta al otro como desconocido e inaprensible, nos acerca paradójicamente al tipo de representación de Apocalypse Now que hemos tratado de criticar en este libro.

La defensa mignoliana de una suerte de pensamiento descolonial desvinculado del pensamiento europeo nos parece una trampa que, al defender la exterioridad de los colonizados respecto a los dispositivos de significado de la civilización grecolatina y sus lenguas imperiales Mignolo, , p.

Parece que Mignolo navega, como un turista complacido en una góndola veneciana, en el Patrol Boat. Con Mignolo, el otro sigue siendo el otro. El colonizado deja de narrarse historias y construye su proyecto de liberación a través de la decisión soberana, la violencia política, que le convierte en interlocutor político. Esta es la genialidad de Gillo Pontecorvo en La batalla de Argel: Por otro lado, desvincular la sexualidad de las relaciones de poder, dejarla en el plano de lo meramente cultural como han Creemos haber demostrado que Lolita de Kubrick fue una de las primeras películas que definió el objeto del deseo de la mirada masculina, que se ha hecho completamente hegemónico en nuestros días.

En ese contexto, como dice Butler, hay que reconocer a los estudios queer un importante retorno a la crítica marxista de la familia , p. La tarea era y sigue siendo fundamental. Eso es lo que hemos tratado de hacer con esta obra, aportar elementos que sirvan para pensar con el cine y poder resistir, como tarea intelectual gramsciana, las representaciones hegemónicas.

El expresidente dijo también en la entrevista que no estaba seguro de haber actuado correctamente al haberse abstenido de ejecutar a los jefes de ETA. La entrevista, desde luego, se lee de otra forma si uno ha visto La batalla de Argel. Los periodistas le preguntan si sus soldados utilizan la tortura en los interrogatorios a los prisioneros argelinos. Qué puede importar el menoscabo físico y psicológico de aplicar la tortura a un enemigo si eso sirve para vencer?

Cómo puede aceptarse que los héroes de una guerra justa Barrionuevo, Vera, Galindo, etc. Al plantear a ETA como enemigo al que eliminar, le otorga el estatus de beligerancia. No olvidemos que, del mismo modo que tuvo en sus manos todo un dispositivo militar para acabar con los jefes de eta, dio la orden de negociar con ellos, precisamente en Argelia, lo mismo que Aznar, quien cuando quiso ser Antes de incursionar en.

Puesta de Cortos Educación Secundaria Aprender viendo cine Analizar una película El cine es un medio de comunicación, y por tanto es necesario interpretar sus resultados para descubrir qué es lo que. Taller de guión para proyectos audiovisuales. Ser e voltar Año: Lenguajes y lógicas de la producción audiovisual 1. Marcar en una línea de. Durante el franquismo se dieron varias etapas Serrano Suñer, cuñado de Franco en Berlín en Burgos a inicios del franquismo Etapa Azul o fascista:.

Justificación La formación en el arte del cine es importante para todas las personas interesadas en la comprensión de los acontecimientos relacionados con las manifestaciones, conflictos,. Diplomado presencial Justificación La formación en el arte del cine es importante para todas las personas interesadas en la comprensión de los acontecimientos relacionados con las manifestaciones, conflictos,. El miedo y la violencia: Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes.

Teología y filosofía de la liberación El pueblo crucificado: Mireia Cornet Gracia Curso: Contextualización del director y de la película 3. History Anonym Superación del régimen franquista Seminar paper 1.

Introducción La superación del pasado se ha convertido, después de la Segunda Guerra Mundial y especialmente después de la cortina de. Lo Documental en Fotografía: Cambios geopolíticos en la segunda mitad del siglo XX.

Universidad Pompeu Fabra 7 de enero de Una de las grandes victorias de las fuerzas conservadoras,. Juan Carlos Pelanda Adjuntos: El objetivo es, pues, educar para la paz, a través. Miguel de Unamuno 1. Oscar Ortega Arango Créditos: El propósito de esta asignatura es estudiar. Ensayos sobre educación, arte y cambio social.

Alternativas, retos, perspectivas de mundos que van. El Formalismo Ruso Alumna: Boletín mensual 14 Junio Espacio de reflexión Investigar la raíz del conflicto Krishnamurti en su filosofía incidió que para descubrir la raíz de los conflictos que tenemos con nosotros mismos y. Carlos es un gris empleado de banca. Un día, al marcharse de la oficina a casa,. Bienvenido a nuestra clase Gracias por estar aquí hoy. Estamos muy emocionados de compartir este tiempo con ustedes. Uno de los temas que cubrimos en esta clase son las tres partes en el discipulado:.

Comentemos, en primer lugar, la estructura de la novela. En esta obra, a partir. Fases de la producción de un guión. Formas de gobierno Definición de Estado Es una asociación política que establece una jurisdicción soberana dentro de fronteras territoriales definidas, caracterizadas por el monopolio de la violencia legítima.

Cynthia Rubert - Sinópsis El trabajo aborda el tema del holocausto a partir del relato de un sobreviviente. Se hace un recorrido. Cómo hablan los españoles?: De la ficción a la ficción. Contar una historia Identificar el registro. Programa del Diploma Resumen de la guía de Lengua A: Realización y Actuación Programa de estudio de la asignatura: Page 1 of 5 CampoDeMarte.

Amalia Torres Tapia In Memoria Marzo 13 de Pocas personas, y algunos abogados, saben y quieren dedicarse a investigar sobre. Antes de leer 1. Qué relación hay entre ellos?.

Qué fruto dan los. La teoría de la adquisición. Ignacio Martínez de Pisón. Los manuales escolares como fuente para la historia de la educación en América Latina.

Los textos literarios son aquellos que crean mundos imaginarios mediante el lenguaje verbal. Las obras literarias presenta hechos ficticios, aunque resulten creíbles o verosímiles,. Escribe en la columna la letra correspondiente a cada hecho y el año. La visión de los protagonistas, México, cialcunam, , pp.

El libro de Eva Orduña constituye una aportación. Estudió humanidades en el colegio San Mateo. A los quince años fundó una sociedad masónico-patriótica llamada Los. Fotografía 1 En esta imagen se resalta la cualidad del signo: Index Dubois plantea que el índex se define constitutivamente como la huella física de un objeto real que ha estado ahí en un momento determinado.

Master de fotografía Recorrido por las teorías de la fotografía II. Miguel Corella Lacasa Programa. Yo me imagino a un tio ofreciendome esa clase de servicios y me rio en su cara XD Lo que se dice de que a las prostitutas les gusta lo que hacen…si les gustase no cobrarían XD Lanzo una pregunta al aire: Lo digo xq normalmente la mayoría de personas que dicen que es un trabajo como otro cualquiera y que es natural y todo eso son tios A que no le gustaría a ninguno.

Y eso de que por qué no iba a ser un trabajo como otro cualquiera….. Pero el problema es que algunos, y seguro que muchos, se pensarían que tienen derechos sobre ti algo así como que te compran y eres su posesión, como una cosa con la que desahogarse, que utilicen la mano leñe! Y eso sí, es un trabajo, porque no veo mayor esfuerzo que tener que tragar con a saber que clase de historias.

Y aunque algunos digan que es dinero facil no debe ser tan facil. No creéis que si se prostituye para comprarse ropa y moda debe ser porque no le importe tanto hacerlo? Me parece que existe una corriente no muy acertada en España sobre que las putas nos deben dar pena… siempre. S me sale mas rentable robar un banco o estafar a hacienda: Para los no españoles aclarar que los serrano es algo asi como una telenovela pero disfrazada y con caracteristicas de series de familias y de adolescentes de instituto interprtados siempre curiosamente por actores de entre 20 y 30 años.

En dicha serie que empece a ver porque resines siempre me parecio un buen actor y que deje de ver por todo lo demas tenemos a una pareja con hijos de relaciones anterires que se casan y entonces empiezan los problemas porque estan todos mas salidos que el pico de una plancha y el hermano mayor se intenta liar con la hemana y ella parece que no se entera,el padre habla seriamente con el y deja a su hermanastra en paz y entonces se lia y se beneficia a una profesora ,la profesora que tiene un niño pequeño y se esta divorciando se acaba llendo porque ve que no esta bien estar con un alumno y entonces el chaval vuelve a por la hermana y ella ahora si se da cuenta….

Lo que yo decia un culebron. La tia gasta mucha pasta en vetimentas algo no muy normal y encima va orterilla.

Y hay algo parecido a eso pero en tio? Depende por el motivo que se prostituyan, y la gran mayoría aquí lo hacen por necesidad. Sí, por necesidad xD. Necesitadas de piso bonito, ropa cara y de tiempo libre sobre todo. Siempre hay algo que hacer que no sea eso, por favor. Muchas se matan a trabajar desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche fregando suelos y aguantando impertinencias de niñatos y no tan niñatos, y con 3 críos en casa. Lo de las mafias y la trata de blancas es otro cantar.

Un cordial saludo, nestul: Bueno, la verdad, a mi me parece que cada un hace de su capa un sayo, unas personas se prostituyen por necesidad, otras por vanidad. Es un trabajo que reporta un beneficio lease ley de la oferta y la demanda , se puede realizar por necesidad o por gusto, pero no deja por ello de ser un trabajo. Veríais igual por ejemplo, que un ingeniero tuviera que trabajar de barrendero?. No considerais eso denigrante? La prostitución es un servicio, se haga por la razon por la que se haga, y que reporta un beneficio.

No hay doble moral. Solo oferta y demanda. Pero es que esa comparación… La preparación para ser ingeniero dista mucho de la preparación para ser puta. Queria hacer un par de matices en algonos conceptos muy de moda y que para mi se confunden. Y el otro es la diferencia entre lo que nos gusta y la ley. De la misma forma se puede legalizar la prostitución y no por eso quiere decir que estamos de acuerdo con ella, igual q si no nos gusta tampoco quiere decir q la estemos demonizando..

Salio la noticia hace poco en una pagina web, no me acuerdo cual era pero me impacto bastante, una mujer que se tenga que vender porque el gobierno se lo manda o se queda sin comer, imaginate que le pasa a tu hija, que responderias?

Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado! Pgangel no te creas nada de los periodicos, en mi blog publico bulos que les hemos colado a varios periodicos y televisiones… http: Una vez se encuentra una prostituta de lujo el resto dejan de existir….

No entiendo porque no puede la muchacha ganarse la vida como le de la gana. Es una forma facil y rapida, y si a ella no le supone ningun problema moral porque a vosotros si? Con la iglesia hemos topado…. Cada vez que miro el Geoloc me parece mas increible. No hay parte del globo que no haya caido aqui. Tiene tela el furor que estan pegando los blogs. Aqui el de un servidor En España nos vamos a la cama. Lo de las Yamambas no se si es un reportaje pero que las niñas japonesas hacen ese tipo de travesuras.

Creo la idea de que, esa moda, pase por el culto que tienen en ese pais por el matrimonio Beckham, no es del todo descabellada. Viva la liberación de la mujer. Joder como esta la cosa…eso si no nos debe cojer de sorpresa en España tambien tenemos de esto Example: Ah, entonces que se meta a puta?

A ver si me explico, el problema no es la necesidad, otro problema la lleva a ese estado de necesidad y ése es el problema que se debe solucionar. Tenian que haber completado el trabajo estos cerdos americanos, y haber atomizado todo el territorio nipon con bombas atomicas…. Esta visto que Yankilandia es el rey Midas al reves. Todo lo que tocan lo comvierten en mierda…. Pues no me extraña lo que sea puta pa comprarse cosas.

Quiere tener un nivel de vida alto y no se lo puede permitir. Eso tb pasa en España. No se si os acordais de un reportaje que hicieron en Madrid sobre lo mismo. Aqui teneis una pagina de Yamambas muy buena por cierto dnd os dan informacion acerca de las verdaderas yamambas http: Lo mas patetico de una kogal es sin duda la imagen… que quieran rostizarse la piel queriendo verse como Beyonce o como Jennifer Lopez no tiene perdon de Dios… ni los yenes que gastan en quedar como carnitas michoacanas… ya extrano unas tortas ahogadas….

A ver,no me gusta q critikeis tanto a las tias esas q hacen con su cuerpo lo q les da la real gana. Total,por tirarse algunos ejecutivos a cambio de una pasta q les da un nivel de vida alto? Pues eso,q hacen muy bien,q coño,si te duele la cabeza, vas a por aspirina a la farmacia,si tienes hambre,a un restaurante,si estas muy muy salido.. Bueno, es que en realidad es bastante complicado enteder a la cultura japonesa… pero la forma mas simple de esplicarlos es que, no son como el resto del mundo.

Bueno, despues de leer todos los comentarios aqui, diré que el mas acertado es el 37, bravo por Tiz! Entender la cultura oriental tal vez sea un poco complicado bajo el punto de vista occidental.

Hay que entender muy bien a los japoneses. Japon es un pais muy lindo pero tampoco es el cielo es un Pais muy ordenado pero debe de haber como en cualquier pais del mundo prostitucion,drogas,asesinatos,violaciones,etc. La maldad siempre existira hasta en el Pais mas ordenado y eficiente del mundo. Claro esta que Japon se ha caracterizado por ser un pais con una baja incurrencia en crimenes y violaciones y similares pero sin embargo estan ahi.

Y para terminar Japon es lo maximo me gusta su cultura,su naturaleza impecable,la educacion de su gente,realmente es un pais distinto a cualquier otro. No sé que le ven de extraño a la mujer ésa. Todas las rubias teñidas de la televisión hacen exactamente lo mismo que ella. La prostitución como cualquier otra eleccion de un persona libre y consciente de sus actos debe ser respetada y entendida dentro del contexto y el entorno cultural. Louis Vuitton, no sabe nada la tia, ya conocia esta practica, muy habitual entre las feminas japas, que tienen el cerebro frito , entre publicidad, enfoque occidental, y la oreja pegada al puto movil todo el dia.

Esto pasa en España, he visto a pibas hacer mamadas por coca en el baño de un garito, lo que me parece mas patetico que por un bolso del gavacho, que por cierto puede valer Euros, no te jode. Obviamente no es un problema de la misma magnitud, pero cuando veas las barbas del vecino cortar pon las tuyas a remojar…. No suelo hablar mal de nadie, cada uno que haga de su vida lo que quiera. Pero es su vida y la respeto. Lo que si me duele , y de verdad, es que hay miles de niños y ancianos en el mundo que se mueren por malnutrición , cosa que ni por asomos piensa este dama , solo tiene media neurona.

Personas horrradas que no llegan a fin de mes , un ejemplo países latinos, sueldos mensuales de 80 a dólares y con principios morales. Otra cosa que queria destacar, las ganguros son las que tienen un maquillaje muy pronunciado y el bronceado es caracteristico en sus rostros asi que no soy menos llamativas que las yamambas. Simpre hay alguna persona que habla sin saber y nada tiene que ver con el estilo aunque diga ser parte de la minoria y deja mal parada o mal vista al resto de las personas las cuales si viven con estas estéticas.

Detras de todo es emaquillaje se encuantra una filosofia y una forma de vida la cual en este reportaje no se menciona. No teneis que compadeceros de ella. En japon es normal que las chicas se prostituyan para comprarse caprichos e ir a la moda.

Allí el tema del sexo es una cosa muy frivola. No todas las Yamambas o las Gyaru somos así y digo somos porque YO soy una Yamamba Hay chicas que nos gusta vestir a la moda que muchos aquí decís que es hortera, pero leche, cada uno viste lo que guste , bailar para-para y salir con las amigas. Y sin prostitución ni drogas. Y tampoco todas nos gastamos tanto dinero! De putas hay en todas partes, y hay de muchos aspectos. Que una sea Gyaru no significa que todas lo sean.

No se porque porque tanto revuelo con ellas…. Si si, soy Yamamba! Seguir leyendo artículos relacionados.

Como apunta Agamben, hay un enorme vínculo entre la patria potestas romana y el poder soberano, esto es, el poder de dar muerte: Esta identidad entre patria potestas y poder soberano aparece representada de manera magnífica en Algunos hombres buenos y en Dogville.

En la primera de estas películas el poder revela su naturaleza cuando el coronel Jessep ordena el código rojo, prohibido por el reglamento, para eliminar al recluta Santiago. Se trata, insistimos, de una decisión tomada aparentemente fuera del Derecho. En Dogville, la misma identidad aparece cuando Grace pide, precisamente a su padre, el poder que le permite destruir la aldea.

En ambos casos tanto el sacer los expulsados de la comunidad; Santiago y el pueblo de Dogville como la encarnación del poder soberano Jessep y Grace aparecen como dos realidades inseparables que conforman una misma relación que nos hace chocar de frente con la verdad de la política. La decisión sobre la vida y la capacidad de excluir son, por lo tanto, la condición de posibilidad de la soberanía y del poder constituyente, así como de toda lucha en la que el antagonista desafía al poder. Sin embargo, para que esta inseparabilidad se haga visible es necesario, como dice Agamben, el concurso del Estado de excepción , p.

Tanto en el filme de Lars von Trier como en el de Reiner se representa de manera muy clara ese Estado de excepción, que no es sino el ejercicio ilimitado del poder de violencia. No es esto sobre lo que incide Grace cuando ordena que maten a los niños primero para que la madre pueda verlo? Ese poder excepcional, incontenible por ninguna norma menor, desnuda la verdad de la política al presentarnos la excepción a través de la cual puede entenderse la regla, ya que solo con el Estado de excepción puede entenderse el Estado de derecho.

Es cierto que ese poder suele residir en la institución que históricamente ha condicionado los estudios políticos, el Estado.

La lucha armada representada en el filme de Pontecorvo, como veremos, es precisamente la que convierte al otro colonizado en actor político, porque el monopolio de la violencia por parte del Estado se pone en cuestión. Es exactamente lo mismo que plantea Ben M hidi, el líder del FLN, cuando explica, en una secuencia memorable a la que nos referiremos, que atacan con bombas indiscriminadas a los colonos porque no disponen de otro material militar suficientemente eficaz para intimidar a Francia.

Hacia una política de la verdad en el capítulo introductorio del libro. Hobbes, Schmitt y la ética política James Bond, uno de los mitos del cine popular americano de la Guerra Fría, fue muy importante para la formación de los imaginarios geopolíticos del mundo occidental.

Hannah Arendt, a partir de aquel fiat iustitia et pereat mundus que se haga justicia y desaparezca el mundo , discute el problema de la verdad y la política , pp. Es lo que Weber llamaba, en La política como vocación , la ética de la responsabilidad que implica que el político debe responder de las consecuencias de sus acciones. Pareciera así que la verdad en política es lo que, desde la ética política, se asume ocultar para proteger el bien colectivo, esto es, los códigos rojos que garantizan que la frontera esté protegida, como reivindica Jessep, o la destrucción de Dogville para que el mundo sea mejor, como reivindica Grace.

El problema de la verdad política no es la causa ideológica por la que se nos oculta, sino qué tipo de relación de poder la oculta. No importa que consideremos a James Bond un criminal o un defensor del mundo libre; no importa si el mundo es mejor sin Dogville o no. Lo importante es qué tipo de relaciones de poder les permiten la acción política, la decisión soberana sobre la vida.

Lo que uniría a Weber y a Lenin no son sus finalidades políticas, sino su asunción de que la política es tomar decisiones. Arendt relata una anécdota del todo apropiada a este respecto. El viejo estadista francés afirma al final: Como nos dice Agamben, las reglas de la política no descansan sobre un proyecto ético que busque el bien de la comunidad por mucho que este proyecto exista , sino en el poder sobre la vida de la autoridad soberana.

Lo importante de James Bond no es que 2 Citado en Callinicos , p. El hombre-lobo de Hobbes y su estado de naturaleza que Agamben analiza en detalle , pp.

El hombre-lobo humano reducido a animal , el sacer, el migrante, el colonizado, la mujer construida por el heteropatriarcado, el otro, son por tanto la clave para entender, en tanto que antagonistas del poder, la política. Y es que Schmitt nos enseña que la soberanía es, ante todo, una potencia de poder exterior al Derecho, pues no se puede obligar a la excepción a ajustarse a la ley Schmitt, , p.

Por eso Dogville y Algunos hombres buenos nos devuelven a un Schmitt que denuncia cómo el pensamiento liberal evade o ignora la política. Como propone Chantal Mouffe, hay que volver a Schmitt contra sí mismo , p.

Los discursos hegemónicos sobre la política se empeñan en enmascarar su naturaleza estableciendo dicotomías entre el bien y el mal. El profesor de Derecho que interpreta Bruno Ganz en la película de Daldry dice: Esta es la verdad de la política que el cine, a veces, nos permite ver. Hay que descubrir, hay que inventar, decían sus autores llevando la reflexión fanonista a su propuesta estética.

Aquella obra representó un enorme desafío teórico y político para la izquierda de los países del centro, una izquierda que no había terminado de calibrar la importancia de elementos como la etnia y la cultura nacional a la hora de entender los caracteres de las luchas anticoloniales en la periferia, así como las formas de construcción de la hegemonía política en países cuyas estructuras económicas definían un escenario de acción completamente diferente respecto al de los países del centro.

Fanon fue capaz de cuestionar con lucidez los defectos de ciertas Si la biografía de un aventurero como Conrad fue clave para entender El corazón de las tinieblas y determinar el contexto y las circunstancias desde las que escribía el lugar de enunciación , la vida y la lucha política de Fanon resultan también determinantes para saber contra quién y desde dónde parten sus ideas.

El pensamiento de Fanon se convirtió en fuente de inspiración para cineastas comprometidos políticamente en todo el mundo y, en especial, como no podía ser de otra forma, en los países periféricos. Fanon fue un hombre negro, nacido en la isla caribeña de La Martinica colonia francesa todavía hoy dependiente del Estado francés en , en una familia de clase media, lo que le permitió cursar estudios secundarios y ser alumno de Aimé Cesaire.

Tras la ocupación alemana de Francia, durante la Segunda Guerra Mundial, La Martinica estuvo bajo el control del gobierno colaboracionista de Vichy. En este periodo, Fanon conoció de cerca el racismo y los crímenes de las tropas francesas. Después se trasladó a Argelia para trabajar como psiquiatra. Allí Fanon se convirtió en un cuadro político y en una referencia intelectual determinante para el Frente de Liberación Nacional argelino en su lucha contra Francia.

El pensamiento de Frantz Fanon, inmerso como dice Wallerstein , p. Al analizar la estructura de clases en el mundo colonial y partiendo de su experiencia política en Argelia, Fanon señala algunas de las claves estratégicas para la emancipación en el contexto de las luchas de liberación nacional.

Mientras que el trabajo que Pontecorvo es, como detallaremos después, poco menos que un documento de historia política, la película de Coppola tiene mucho de investigación psicoanalítica. De hecho, si las superponemos, pueden recordar el enfrentamiento de Jean-Paul Marat y el Marqués de Sade en la espléndida obra teatral de Peter Weiss que Peter Brook llevaría también a la pantalla , donde el individualismo nihilista de Sade se enfrenta al pensamiento revolucionario de Marat.

Kurtz y Willard frente a Ben M hidi y Mathieu? Como hemos señalado, Gramsci fue uno de los primeros en plantear la importancia de la cultura como conjunto de dispositivos generadores de hegemonías y de consensos, y como terreno, por lo tanto, de lucha política. Con su masificación desde la segunda mitad del siglo xx, el cine adquirió un enorme valor de representación política a la hora de estetizar y de construir mentalidades sobre procesos históricos y políticos fundamentales.

Por eso a nadie le extrañaría que el cine bélico influya en la manera en que piensan las guerras los propios militares. En la octavilla que convocaba a la proyección se podía leer: Niños disparando a soldados, mujeres poniendo bombas en cafeterías. No deja de resultar impresionante el reconocimiento de los militares estadounidenses del valor político, a la hora de presentar la realidad y pensar cómo intervenir en ella, del trabajo de un director comunista obsesionado estéticamente por la dictature de la vérité Pontecorvo, , p.

Fanon empieza a disparar. En la novela la narración contiene muchos elementos de la biografía de Conrad.

Como en otras obras, Charles Marlow es el alter ego del propio Conrad. En la versión fílmica de Coppola, la estructura narrativa es lógicamente distinta, pero el director desarrolla las claves de la historia en particular la representación del otro de manera muy similar a Conrad.

Coppola fue particularmente brillante a la hora de extraer los elementos esenciales del texto, lo que le permitió jugar libremente con el contexto y la estructura narrativa que, como venimos diciendo, no tienen por qué coincidir en una película y en una novela para que estemos ante la misma representación por medio de lenguajes estéticos diferentes. Estas apariencias las encontramos incluso en algunos de los estudios sobre estas obras que ejemplificaremos con el prólogo de la traductora de la novela en la edición en castellano de Alianza que hemos leído.

La traductora, probablemente de manera inconsciente, revela ese racismo implícito a la mirada occidental que identifica colonias y colonizados con el primitivismo. Comencemos analizando la escena en la que el coronel Kilgore Robert Duvall , tras repartir cartas de póquer entre los caídos enemigos, regaña a sus soldados por no asistir a un combatiente vietnamita.

Qué es esto, qué es esto? Y qué tienes que decir ahora? Es un sucio vietcong, mató a mucha gente nuestra, que beba agua del arrozal Kilgore. Fuera de aquí antes de que te patee el culo! Un hombre valiente que lucha reteniendo sus tripas puede beber de mi cantimplora!

Coronel, creo que uno de esos marinos es Lance Johnson, el surfista. Cuando Kilgore se entera de la presencia del surfista, deja de prestar atención inmediatamente al combatiente herido y el agua de su cantimplora se derrama. La ironía inteligente de la secuencia es incuestionable, pero su enorme valor estético no oculta la forma en que se representa al combatiente vietnamita, al que ni siquiera escuchamos y al que apenas vemos sabemos que parece pedir agua por sus gestos y por el traductor survietnamita.

Solo hay un emisor, solo hay un rostro cuando el plano se cierra. Prueba de lo que decimos es que Coppola dijera en una Un Vietnam, eso sí, sin vietnamitas. Este Vietnam de Apocalypse Now es ante todo una terapia, el exorcismo de un sentimiento de culpa que, de nuevo, nos invita a colocar en plano a Frantz Fanon, esta vez como psiquiatra.

Qué hay del significado de la guerra para los vietnamitas? Se trata de la escena del napalm posterior al bombardeo de los helicópteros. Napalm, hijo; nada del mundo huele así. Me encanta el olor del napalm por la mañana.

Una vez durante doce horas bombardeamos una colina y cuando acabó todo, subí. Que pestazo el de la gasolina quemada. Aquella colina olía a a victoria. Veamos ahora lo que dice el coronel Walter Kurtz Marlon Brando en la famosa secuencia sobre el horror: Recuerdo que cuando estaba en las fuerzas especiales parece que han pasado mil siglos fuimos a un campamento a vacunar a unos niños. Dejamos el campamento después de vacunarlos a todos contra la polio.

Un viejo vino corriendo, lloraba, sin decir nada. Re- 2 Citado en Cowie , p. Ellos habían ido y habían cortado todos los brazos vacunados. Vimos allí un enorme montón de bracitos.

Y recuerdo que yo yo lloré también como como una abuela. Quería arrancarme los dientes, no sé lo que quería hacer. Y me esfuerzo por recordarlo, no quiero olvidarlo nunca, no quiero olvidarlo. Entonces vi tan claro, como si me hubieran disparado, disparado con un diamante, con una bala de diamante en la frente, y pensé: Dios mío, eso es pura genialidad, es genial! Tener voluntad para hacer eso!

Perfecto, genuino, completo, cristalino puro! Esos hombres que luchaban con el corazón, que tenían familia, hijos, que estaban llenos de amor, habían tenido la fuerza, el valor, para hacer eso. Si contara con diez divisiones de hombres así, nuestros problemas se resolverían en poco tiempo. Se necesitan hombres con principios que al mismo tiempo sean capaces de utilizar sus instintos, sus instintos primarios para matar. Sin sentimientos, sin pasión, sin prejuicios, sin juzgarse a sí mismos.

Porque juzgar es lo que nos derrota. Kurtz era un soldado perfecto y como tal, a través de su sobre-identificación con el sistema de poder militar, degenera en los excesos que el propio sistema tiene que eliminar. El fragmento corresponde al capítulo 6 de Ego Ideal and Superego: Lacan as Viewer of Casablanca.

Como vamos a ver, todas ofrecen el mismo tipo de no representación del antagonista. El plano simbólico La novela de Conrad presenta un continuo contraste entre luz y oscuridad.

El juego constante con las luces y las sombras en el texto no es solo una técnica estilística; implica también la representación de dos mundos, el civilizado a pesar de su crueldad y sus contradicciones, y el primitivo prehumano.

Como señalaba Chinua Achebe , Conrad elimina al africano como factor humano y presenta el continente como metafísico campo de batalla de los europeos.

Este plano simbólico que contrapone claridad y oscuridad se aprecia en la descripción deshumanizada de los africanos que aparece en la novela: En Apocalypse Now encontramos también numerosos ejemplos en el mismo sentido. En la escena del concierto en la que llegan en helicóptero y se marchan las bailarinas playboy vemos una isla de civilización luminosa rodeada por la oscuridad de la selva. La reflexión de Willard que cierra la escena habla por sí sola: Hay otras secuencias fundamentales del filme que van en esta misma dirección, como la de los soldados surfeando aquí es donde el coronel Kilgore dice: Uno de los miembros de la familia espeta a Willard: Y otro miembro de la familia confirma: Incluso si así fuera, el civilizadísimo a la vez que onírico encuentro sexual entre Willard y la mujer francesa Aurore Clément no deja de ser una afirmación de la identidad cultural occidental.

La representación de Kurtz, tanto en la novela como en la película, convertido por su carisma en monarca de una masa de seres primitivos, es el mejor ejemplo de la representación de la superioridad de colonizador. Esta forma de vincular el desarrollo cultural con la evolución biológico-racial construyó, desde los estudios de Herbert Spenser, lo que se conoce como darwinismo social. Esta construcción ideológica de la idea de evolución en los planos social, cultural y hasta biológicoracial no solo impregna toda la cultura occidental del conocimiento, como demostró Edward Said, sino que forma parte también de muchas tradiciones críticas del pensamiento, incluidas ciertas corrientes del marxismo ortodoxo o eurocéntrico que Fanon tanto criticó.

Sin embargo, asumir esto no implica que estemos ante un problema de orden epistémico derivado de cosmovisiones civilizatorias diferentes, por mucho que algunos estudiosos como Walter Mignolo lo planteen así, empeñados en secuestrar a Said y a Fanon.

El plano psicoanalítico La novela de Conrad hace una exploración interior de Marlow a través de su continua comparación con la locura de Kurtz. Puede plantearse entonces que Apocalypse Now es una película anticolonialista? A partir de los años sesenta, con el auge de las luchas de liberación nacional en todo el mundo, la novela de Conrad empezó a interpretarse en clave antiimperialista las alusiones de Marlow al Imperio romano facilitaban esta interpretación y podría parecer que la versión de Coppola quiere ir en esta dirección.

Sin embargo, incluso si aceptamos que la película presenta los horrores de la guerra, el colonizado sigue ausente. Solo aparece, en el mejor de los casos, como mero sujeto pasivo de la compasión o de la autodegradación del colonizador. Por eso creemos que tiene sentido analizar el trabajo de Coppola, independientemente de su incuestionable valor estético, demostrando que representa al otro de forma racista.

Por el contrario, como vamos a ver a continuación, la estética de Pontecorvo sí descoloniza, en los términos defendidos por Sartre, al llevar al antagonista al centro del conflicto político. Y es que el horror, como sabía Robespierre, es muchas veces la verdad de la política. Véase Freud []. De hecho, la película de Pontecorvo puede considerarse, en muchos sentidos, como un documento histórico.

Prueba de lo que decimos son testimonios como el del general Paul Aussaresses, veterano de la Guerra de Argelia, que reconoce que la obra de Pontecorvo representa los acontecimientos tal y como sucedieron 1. Con un estilo hiperrealista, La batalla de Argel explica la violencia política derivada del contexto de enfrentamiento entre el FLN y las fuerzas de ocupación francesas.

En la película de Pontecorvo, por el contrario, la violencia aparece delimitada exclusivamente por sus caracteres políticos. Recordemos las secuencias del bombardeo con helicópteros de Apocalypse Now. Es imposible no reconocer la belleza del trabajo de Coppola. Pensemos ahora en la terrible secuencia de Funny Games de Haneke en la que un matrimonio, tras ser torturado, asiste al asesinato de su hijo pequeño. Pero es esta una manera hiperrealista de tratar estéticamente la violencia?

A nuestro juicio, no. Se trata, por el contrario, de una imitación del snuff y de la pornografía, que sin duda puede tener valor estético a la hora de condicionar radicalmente las reacciones físicas del espectador exactamente igual que en el cine porno , pero que no tiene nada que ver con la realidad de la violencia.

Es exactamente el tipo de estética que Bertolt Brecht combatió para crear una estética política que permitiera al espectador la distancia el extrañamiento imprescindible para tener una visión general, de contexto, para poder entender y juzgar políticamente. Esa estética de la explicación política que buscaba Brecht mediante el gestus de sus actores aparece en el estilo documental de La batalla de Argel, permitiéndonos entender el contexto de la violencia y comprender las claves políticas de la guerra de liberación argelina.

Que la película fuera censurada en Francia y que haya sido utilizada por los militares norteamericanos para aleccionar a sus oficiales, a pesar de la filiación política comunista de su director y de su mensaje, son buenas pruebas del inmenso valor político de La batalla de Argel.

Como le hubiera gustado a Brecht, se trata de que el espectador piense, no de que sienta. El otro ya no es la representación de nuestro ello freudiano desinhibido, primitivo y brutal, ya no es la representación de una fase anterior de la evolución humana, sino el producto histórico de un sistema social; la consecuencia de las relaciones de opresión con el colonizador.

En la película de Pontecorvo el colo- Cuando el otro comparece en rueda de prensa La batalla de Argel plantea el problema de la dominación colonial de manera completamente distinta a Apocalypse Now.

En el filme de Pontecorvo, por el contrario, veremos que se representan escenarios que, sin ocultar el horror de la guerra, presentan al otro como sujeto que adquiere voz y pensamiento mediante la lucha armada, como antagonista político que cuestiona el lugar de enunciación hegemónico.

Y es que solo cuando el antagonista es capaz de infringir un daño real a su enemigo puede situarse en el mismo plano y convertirse en actor político. La dignificación del antagonista aparece, en toda su crudeza, en la secuencia de la rueda de prensa del líder del FLN arrestado, Ben M hidi, pero también en la secuencia siguiente en la que quien responde a las preguntas es el coronel Mathieu, jefe de las fuerzas militares francesas desplegadas en Argelia.

Señor Ben M hidi, no encuentra un poco vil utilizar los cestos y las bolsas de sus mujeres para transportar los explosivos que matan a tantos inocentes? Deme sus bombarderos y nosotros le dejaremos nuestros cestos. La decisión sobre la vida para entender la política aparece en toda su crudeza. Cuando el coronel Mathieu es interpelado por los periodistas vemos que asume esta dimensión soberana del poder de su adversario. El coronel explica que los paracaidistas utilizan torturas en los interrogatorios no por odio o por crueldad, sino por necesidades políticas.

El reconocimiento de esto pone al descubierto no solo el poder de la resistencia argelina, sino la verdad política del colonialismo como régimen de dominación basado en la violencia.

Veamos ahora la conversación de Mathieu con los periodistas en la secuencia de la rueda de prensa en la que le preguntan por los métodos de interrogatorio: Usted puede decir algo al respecto? El éxito es el resultado de esos métodos.

Lo uno presupone lo otro y viceversa. Si se habla de torturas, que se hable de torturas. Y usted no va a hacer ninguna pregunta? Las preguntas ya han sido hechas. Vamos a intentar ser exactos. La palabra tortura no aparece en nuestros diccionarios. Por su parte, el FLN pide a sus miembros, en caso de captura, mantener el silencio durante 24 horas.

La organización ha tenido el tiempo necesario para inutilizar cualquier información dada por ellos. Y nosotros, qué tipo de interrogatorio deberíamos elegir? El utilizado por los tribunales que por un delito de homicidio dura varios meses? La legalidad no es siempre cómoda, mi coronel. Cuando le hicieron esta pregunta a Ben M hidi, recuerden lo que contestó.

No, señores, créanme, es un círculo vicioso. Y podríamos discutir durante horas sin llegar a conclusiones. Porque el problema no es este. Ahora bien, a mí me parece que con matices distintos estamos todos de acuerdo en que debemos quedarnos. Y cuando comenzó la rebelión no había siquiera matices distintos. Todos los periódicos, incluso los de izquierda, pidieron que fuera sofocada. Nosotros hemos sido mandados aquí para eso. Los que hoy nos dicen fascistas olvidan el apoyo que muchos de nosotros dimos a la Resistencia.

Los que nos dicen nazis no saben que entre nosotros hay supervivientes de campos de concentración alemanes. Somos soldados y tenemos el deber de vencer. Por lo tanto, para ser exactos, ahora les hago yo una pregunta: Francia debe quedarse en Argelia? Si siguen contestando que sí, tienen que aceptar todas las consecuencias necesarias. Por ello, aun recordando el peligro que representaba, no dudo en rendir homenaje a su memoria.

A propósito de estas críticas, Franco Solinas declaraba en una entrevista que querían presentar a Mathieu como elegante y culto precisamente porque la civilización occidental no carece ni de elegancia ni de cultura , p. En esa omisión o invisibilización de los sujetos subalternos reside precisamente el racismo de la obras de Coppola y de Conrad.

Ben M hidi y Mathieu son de hecho, en La batalla de Argel, la verdad política. En aquel mítico mediometraje que se ha convertido en una pieza de culto, Buñuel nos presenta a Simón el Estilita.

Los estilitas eran monjes cristianos que pasaban una vida de oración y penitencia sobre una plataforma colocada sobre una columna, permaneciendo allí durante años e incluso hasta la muerte. El estilita de Buñuel aparece firme en su columna resistiendo las diversas tentaciones del diablo una deliciosa Silvia Pinal que se le aparece con diferentes formas sin lograr su objetivo de apartar a Simón de sus certezas y su fe.

De pronto, un avión de pasajeros surca el cielo y el diablo se lleva a nuestro estilita a un mundo en el que su fe y sus certezas carecen ya de sentido; Nueva York, una ciudad-mundo postindustrial en la que el santo, junto a la diabólica Pinal, se ve ignorado por todos en una ruidosa discoteca el infierno?

Buñuel se da cuenta de que en los nuevos tiempos la moral, tenga la base que tenga religiosa o laica, conservadora o revolucionaria , se ha desmoronado.

En esta sociedad, los santos como los revolucionarios se convierten en personajes patéticos y, de David Harvey define la posmodernidad, precisamente, como la veneración de los fragmentos , p. No existe una sola realidad, sino tantas realidades como perspectivas de aproximación a las mismas se planteen. En la posmodernidad no hay sitio para ninguna verdad universal; las verdades universales, por otra parte, no serían sino las bases ideológicas de los sistemas totalitarios. En la posmodernidad no hay sitio ni para santos, ni para héroes, ni para guerrilleros como vemos en Amores perros.

Ni siquiera hay sitio para la política como proyecto moral. Cabría pensar por ello que la posmodernidad no es compatible con la estética política del distanciamiento, con el plano general que nos permite desentrañar una lógica de la política en tanto que conjunto de relaciones desiguales.

Lo posmoderno sería incompatible con Brecht y con Eisenstein, salvo que hubiera forma de percibir esa lógica del capital. Para Harvey, la lógica del capital puede identificarse, entendiéndola como la forma de trabajar del alfarero. Reconocida como una de las grandes obras maestras del cine latinoamericano reciente, la película es capaz, desde su localismo mexicano, de hacer un retablo de las consecuencias sociales del capitalismo neoliberal en América Latina.

En la película, la lógica del capital aparece como la base estructural de los personajes y las situaciones posmodernas de la historia. La trama de la película parte in media res de un choque de coches que cruza tres historias que, superpuestas, forman un rizoma de relaciones de clase.

La principal característica de esta familia es su desvinculación del trabajo como forma de acceso al bienestar y a la dignidad. Pero el dinero no se puede obtener del trabajo, sino del crimen, la violencia y la traición. También entre ellos se imponen la traición y el asesinato.

Es un antiguo profesor, militante de la izquierda revolucionaria, que dejó a su esposa y a su hija para convertirse en guerrillero y hacer un mundo mejor que compartir con ellas. Respecto a la violencia en la película, muchos quisieron ver en ella la larga sombra de Tarantino.

Sin negar ninguno de los méri- Amores perros consigue, en definitiva, que veamos la lógica del capital que Harvey describe como el vínculo entre los fragmentos propios de la posmodernidad y nos recuerda que, en la violencia consustancial de la metrópolis capitalista, el amor es siempre perro. Vamos a defender que esta obra es completamente autónoma respecto a su referente literario, la novela de Nabokov, y que representa una excelente caracterización de la heteronormatividad constitutiva de las relaciones de género en nuestras sociedades.

Lolita, como mito sexual casi universal, ejemplifica la condición de subalternidad de las mujeres, pero también representa una vía de recuperación de autonomía. Pensamos que el poder del antagonista, del otro, deriva de su forma de opresión y alterización. Pensemos en la recientemente estrenada película de Steven Soderbergh The girlfriend experience. El mérito de Soderbergh en esta película es sacar la prostitución de los contextos en los que se ejerce en condiciones infrahumanas.

Chelsea no es una cenicienta con una vida espantosa, sino una profesional de clase media que tiene una relación normal con su novio, el cual conoce y respeta su trabajo. En esta película, los problemas laborales y personales que se le presentan a Chelsea no son necesariamente diferentes a los de cualquier trabajador.

Estamos hablando, al fin y al cabo, de una mujer jovencísima, extremadamente atractiva, que encarna las aspiraciones sexuales de cualquier varón heterosexual que pueda pagar. Pues bien, lo que vamos a defender aquí es que este debate tan posmoderno promovido por el filme de Soderbergh aparece ya en la película de Kubrick. Lolita, desde sus condiciones, no es tan distinta de Chelsea. El personaje de Kubrick, mujer objeto creado por la mirada masculina, es consciente de lo que representa y del deseo que provoca, pero no deja de buscar su autonomía con las armas de que dispone.

Pero qué es entonces lo que disciplina la subjetividad femenina, alterizando a la mujer, convirtiéndola en el otro de la mirada masculina?

El capitalismo, en tanto que sistema histórico, ha funcionado siguiendo una lógica de expansión económica y política que ha configurado la geografía humana tal y como la conocemos, mediante mecanismos políticos precisos como el colonialismo que, a su vez, han condicionado ideológicamente las representaciones, desde el prisma del colonizador, como explicaban Fanon o Edward Said.

Entre estos espacios de subjetividad biopolítica destacan los roles de género y la sexualidad, que tienen en el cine uno de sus dispositivos de representación cruciales. Vamos a poner un ejemplo. Pensemos en Bolivia, país periférico donde los haya, con una estructura social etnificada que permite apreciar con claridad las diferentes formas en que el heteropatriarcado, en función de razones étnicas y de clase, afecta a las mujeres Véase al respecto Haraway A la izquierda, Katherine David Céspedes, de Santa Cruz de la Sierra, que fue Miss Bolivia en a la edad de 19 años y que es, en la actualidad, presentadora de televisión.

A la derecha, una joven aimara anónima con su bebé. Quiere esto decir que es necesario someter también la crítica a la construcción cultural de lo femenino al examen de Fanon y a las matrices coloniales del poder. Debra Merskin, en un artículo sobre el uso sexual de jóvenes y niñas en la publicidad, da muchísimos ejemplos de la mercantilización del cuerpo sexualizado de la adolescencia en la publicidad.

Su trabajo, por desgracia, al mezclar niños, preadolescentes y adolescentes pierde de vista las formas hegemónicas de construcción del objeto femenino del deseo sexual salvo que se nos diga que la pedofilia se ha hecho hegemónica, cosa que no creemos.

Es decir, estamos ante la inmaterialidad de la mercantilización de la sexualidad. Este proceso de mercantilización, no del producto en sí sino, como dice Merskin, de la idea de conexión sexual entre el consumidor y su objeto de deseo no alude tanto al cuerpo como a la subjetividad, a la idea de lo que debe ser y cómo debe comportarse una mujer. Una de las primeras expresiones fílmicas de los caracteres ideológicos de la subjetividad femenina impuesta por la lógica Defenderemos dos ideas fundamentales.

Mientras que en la novela el tema fundamental es la pedofilia a partir de la construcción de la noción de nínfula, en el filme de Kubrick el tema fundamental es el deseo masculino por una feminidad encarnada en Lolita. La relación que Kubrick construye entre Lolita y su madre es lo que mejor nos revela, como veremos, ese tipo de subjetividad femenina basada en la belleza juvenil.

La película nos permite ver con claridad que Lolita usa ese poder para luchar por su libertad Se trata de mujeres obligadas a sobrevivir en el marco de las difíciles condiciones económicas y culturales dadas, sin la posibilidad de una emancipación económica al alcance de la mano. Lolita, image parfaite d une affiche publicitaire como dice Emmanuelle Delanoë-Brun, no puede leer a Mary Wollstonecraft ni a Virginia Woolf, y tampoco puede permitirse decir no a su Humbert Humbert, padre, amante y dueño.

Como señala Ken Burke en su estudio comparativo entre la novela y la película, Kubrick desdramatiza la seriedad de los temas sexuales de Lolita Burke, , p. Ello no es otra cosa que reforzar a un sujeto que, a pesar de su debilidad objetiva, ya no es una niña como en la novela. El amor y la pasión del opresor hacia Lolita es, en este caso, la mejor arma de la que ella dispone para liberarse.

Resulta irónico que la película de Kubrick fuese nominada a los Óscar en la categoría de mejor guion adaptado. Y es que adaptar es trasladar los elementos esenciales de una historia, de una disciplina artística en este caso la literatura a otra en este caso el cine.

En nuestro caso, por muchos elementos comunes que haya entre la versión de Nabokov y la de Kubrick, vamos a ver que se representan cosas distintas. Podría hablarse, en todo caso, de versión, en la medida en que la mayor parte de los aspectos constitutivos y narrativos de la historia, como decimos, aparecen en la película, pero representan otra cosa. De hecho, es interesante examinar la enorme distancia que en ocasiones encontramos entre el guion final que por muchas modificaciones de que fuera objeto seguía siendo obra del autor de la novela y las decisiones de dirección.

Como señaló el propio Nabokov tras la publicación del guion en , Kubrick hizo una película de primer nivel con magníficos actores pero solo se usaron unos pocos elementos del guion original , pp. El proceso de redacción del guion por parte de Nabokov ya le había hecho consciente de las notables diferencias que iba a encontrar entre su historia y la de Kubrick. Pasarían dos años hasta que el autor ruso pudiera ver la película. Destacamos en particular los trabajos de Studkey y Burke Después de estrenar la película y tras algunos titubeos corteses iniciales, Nabokov afirmó en numerosas ocasiones las profundas diferencias entre la novela y el filme.

En una carta fechada en , el autor escribía a Kubrick: Como dice Studkey, no se trata de una adaptación que implicara escasa creatividad respecto a su fuente, sino de una versión, entendida como algo opuesto a contar la misma historia de otra forma , p. Pero Kubrick no se planteó hacerlo y Lyne, que sí lo hizo, no lo consiguió. En la versión de Kubrick, como veremos, el uso de la parodia e incluso de lo surrealista en ciertos momentos el homenaje a Chaplin en la escena de la habitación de hotel en la que Humbert intenta montar con un empleado la cama plegable, la alusión a Espartaco en el ambiente onírico de la casa de Quilty al inicio del filme o la desorientadora secuencia de Humbert, Lolita y Charlotte viendo en un cine de verano la película de terror The Curse of Frankenstein de Terence Fisher en la que se produce una interesante agresión intertextual adelantan ya una apuesta muy perso Citado en Studkey , p.

Nínfula o mujer fatal? Las lolitas de nuestra cultura popular que ejemplifica la pornografía son adolescentes sexualmente desarrolladas. Su hipersexualización responde obviamente a la heteronormatividad que se ha hecho hegemónica, pero ello no se debe a Nabokov sino, como vamos a ver, a la película de Kubrick. Llegados a este punto hay que preguntarse qué es una nínfula. Vayamos a la novela de Nabokov, donde el personaje-narrador Humbert Humbert no escatima detalles.

Las nínfulas son muchachas entre los nueve y los catorce años de edad Nabokov, , p. El uno de enero tendría trece años. Humbert Humbert especifica, con todo lujo de detalles, qué es lo que le atrae: La novela aclara también que a Humbert poco o nada le gustan las mujeres, por guapas y atractivas que sean: Sobran ya referencias de la novela para dejar claro que la Lolita de Nabokov nada tiene que ver con el concepto de Lolita que se ha popularizado.

Solo la Lolita de Nabokov es una nínfula, nada que ver con el concepto de belleza femenina asociado a la juventud; la de Nabokov no es una jovencita, sino una niña de 12 años, y son precisamente las características derivadas de esa edad infantil lo que enloquece a Humbert Humbert. La niña de Nabokov puede ser cruel, vulgar, egoísta y encarnar cuantos elementos de atracción demoníaca se quieran, pero no deja de ser eso, una niña.

Decir que la nínfula ni comparte los rasgos físicos de la mayoría de las mujeres, ni es consciente de su poder, no es sino otra manera de afirmar que las nínfulas no son todavía mujeres. De hecho, el término nínfula nymphet solo aparece una vez en la película pero, incluso en esa ocasión, Kubrick le da un sentido muy distinto al de Nabokov Nelson, , p.

Las nínfulas en el cine ni mucho menos escasean, pero Sue Lyon no es Shirley Temple, ni Jodie Foster en Taxi Driver, ni Kirsten Dunst interpretando a Claudia una mujer encerrada en el cuerpo de una niña en Entrevista con el vampiro de Neil Jordan, ni Natalie Portman en León, el profesional de Luc Besson, ni la celebrada Hannah Montana en sus primeros tiempos, ni, trayendo ejemplos del cine español menos censurado para estos temas 5 Citado en Chantzopoulos , p.

En estos casos que señalamos, sí podríamos estar ante lo que Sinclair llama el nymphet syndrome en el cine, pero ni la Sue Lyon dirigida por Kubrick ni, como vamos a ver, la Dominique Swain dirigida por Adrian Lyne dan el perfil de nínfulas.

La pregunta ahora es si estamos ante una femme fatale. Si recordamos la secuencia de la primera noche que Humbert y Lolita comparten en un hotel lo que vemos es a una joven, segura de sí misma, seduciendo a un hombre de mediana edad que muestra pasividad y miedo. La elección de Jeremy Irons para el papel de Humbert es respetuosa con la descripción física que tiene mucha importancia que se autoatribuye Humbert en la novela: La elección de Irons tiene mucha importancia, pues, como decimos, el Humbert de Nabokov, a diferencia del de Kubrick, es muy guapo: Respecto a Melanie Griffith Charlotte puede decirse lo mismo.

Sin embargo, el fracaso de Adrian Lyne empieza y termina con la elección de su Lolita. Dominique Swain no es, como vemos en la foto, ni de lejos una nínfula, por mucho que el director trate de hacer que se comporte como tal. Ni sus graciosas muecas, ni el apara- 7 Distinto hubiera sido si en la versión de Kubrick hubiera encarnado Cary Grant a Humbert se ha especulado sobre que se le ofreció el papel , pero desde luego la elección de Mason, del mismo modo que si hubiera elegido a Peter Ustinov, al que parece que también se tentó, respondía a otros objetivos.

De otro modo nos quedamos con el recurrente retrato, propio de la heteronormatividad machista dominante en el cine, de la relación entre el maduro atractivo e interesante y la jovencita explosiva, algo nada original. En primer lugar nos detendremos en el personaje, extremadamente patético, interpretado por James Mason y después en la débil y vulnerable Charlotte Haze, interpretada por Shelley Winters. Vamos a limitarnos a señalar que cumple una función satírica e irónica en clave psicoanalítica, como super-yo o entidad moralizante y represora de Humbert.

En Lolita esta capacidad de trabajo con los actores llega al punto de que las performances de estos, unidas a otras decisiones de dirección, hacen que lo que terminan viendo los espectadores vaya incluso en una dirección opuesta al propio texto del guion.

Es Kubrick quien construye una femme fatale, a pesar incluso del guion de Nabokov. Davies escribía ante la inminencia de la publicación de la novela en Inglaterra tras la primera edición parisina de , temeroso de la recepción que podía tener un libro cuya publicación en Estados Unidos en , a pesar de su éxito, levantaría una enorme polémica.

Davies trataba de invertir la perspectiva de la relación de poder entre Humbert y Lolita para proteger a Nabokov de las críticas. No olvidemos que cada noche todas y cada una de las noches [dice Humbert] Lolita se echaba a llorar no bien me fingía dormido , p. Si de alguien es víctima el Humbert de la novela es de sí mismo. Recordemos que el personaje tras quejarse de la definitiva caída moral de Lolita Nabokov, , p.

Queda claro que Humbert violaba a Lolita. Nada que ver ni con lo que se muestra ni con lo que se sugiere en la película de Kubrick. Pero, en cambio, el argumento de Davies es absolutamente adecuado para describir a la Lolita de Kubrick. Ahora la víctima sí es Humbert, y la principal consecuencia de su debilitamiento es el empoderamiento, desde sus circunstancias, de Lolita. En un reciente artículo, Emmanuelle Delanoë-Brun describía la película de Kubrick como la fabrique de l homme objet.

En nuestro caso, la institución de poder es Lolita como configuradora y destructora final de Humbert. La autodestrucción obsesiva de Humbert es algo que Mason transmite a través de una pluralidad de gestos que le patetizan en particular sus movimientos de manos y las expresiones de su cara.

La escena del hospital cuando Lolita ha huido es uno de los mejores ejemplos en los que vemos a Humbert enloquecer. Sin embargo, como Kubrick se encarga de dejar claro, esa mujer es incapaz de producir deseo. El Humbert de Kubrick no es un maníaco sexual, sino que representa las aspiraciones eróticas de cualquier hombre.

No es la mujer hermosa descrita por Nabokov, sino una viuda cuarentona que Kubrick se encarga de presentar como escasamente atractiva. Winters tiene 42 años cuando se rueda la película; no es, ni mucho menos, la bella treintañera con cierto estilo Marlene Dietrich que describe Nabokov , p. Esta envidia es enfatizada por Kubrick en varias escenas, pero hay dos de ellas que nos resultan especialmente valiosas y que, La primera es la escena de la discusión tras el baile.

Charlotte, tras enviar a Lolita a la cama, afirma: Si no lo haces tu lo hara otro 2. No se a que viene tanto hablar de la doble moral. Espero ansioso porque llegue esa moda del consumismo feroz a Argentina… chicas despertad o conseguios un novio rico!

Igual el ploblema es de las madles, que las visten como putas…. Para 62… No hombre, no, el tema que hasta ahora mas ha dado que hablar fue una entrevista si, pero no esta, sino la del flipao de Martin XDD. Me han sorprendido mucho las respuestas, por que principalmente a mi lo que me sorprendio no fue que fuese puta la chica, sino la pasta que se dejaba en ropa.

Hay que tener en cuenta tambien que es una cultura en la que el sexo no esta demonizado como en casitodas las culturas ocidentales.. Es que a mí lo que me sorprende es lo que se gasta y no que se dedique a prostituirse.

Que hay mucha gente que se muere de hambre y aunque ninguno de nosotros sólo nos conformamos con ver cubiertas nuestras necesidades, hay extremos y EXTREMOS. Lo lamentable es que cuando no pueda trabajar mas de puta por que el fisico no le de no va a tener nada solo ropa que ya no esta a la moda en el caso que la conserve, y si no nada tendra. Me da a mi que el tema es parecerse a Beyonce no? Vaya tela, pero se confirma mi teoria: Imbeciles hay en todos lados. Hum, lo de la prostitucion es muy muy normal alli.

No es ningun secreto ni entre ellas. Y no le dan gran importancia. Sexo van a tener igual y el dinero lo quieren para lo q sea. Yo te hago un favor y me das lo q yo quiero.

Y no todas hacen lo q tu quieras solo pq se les pague. Muchas tienen mu clarito q entra en aceptable para ellas y q no.

Como ejemplo mas tonto muchas obligan a los tios a ducharse antes de hacer nada. Y, lo q dice por ahi no se quien. Nadie se mira a qui los periodicos o escucha a la gente en las universidades? Espana esta llena de universitarias q se pagan la carrera asi. Para nosotros sera horrible y censurable hablo en general pero no para ellas. Y ellas lo estan haciendo en Japon asi q nuestro juicio no tiene lugar a ser son japonesas en japon, los espanoles no tenemos nada q decir.

Lo de la doble moral q dicen algunos me parece una tontería. Yo me imagino a un tio ofreciendome esa clase de servicios y me rio en su cara XD Lo que se dice de que a las prostitutas les gusta lo que hacen…si les gustase no cobrarían XD Lanzo una pregunta al aire: Lo digo xq normalmente la mayoría de personas que dicen que es un trabajo como otro cualquiera y que es natural y todo eso son tios A que no le gustaría a ninguno.

Y eso de que por qué no iba a ser un trabajo como otro cualquiera….. Pero el problema es que algunos, y seguro que muchos, se pensarían que tienen derechos sobre ti algo así como que te compran y eres su posesión, como una cosa con la que desahogarse, que utilicen la mano leñe! Y eso sí, es un trabajo, porque no veo mayor esfuerzo que tener que tragar con a saber que clase de historias. Y aunque algunos digan que es dinero facil no debe ser tan facil.

No creéis que si se prostituye para comprarse ropa y moda debe ser porque no le importe tanto hacerlo? Me parece que existe una corriente no muy acertada en España sobre que las putas nos deben dar pena… siempre. S me sale mas rentable robar un banco o estafar a hacienda: Para los no españoles aclarar que los serrano es algo asi como una telenovela pero disfrazada y con caracteristicas de series de familias y de adolescentes de instituto interprtados siempre curiosamente por actores de entre 20 y 30 años.

En dicha serie que empece a ver porque resines siempre me parecio un buen actor y que deje de ver por todo lo demas tenemos a una pareja con hijos de relaciones anterires que se casan y entonces empiezan los problemas porque estan todos mas salidos que el pico de una plancha y el hermano mayor se intenta liar con la hemana y ella parece que no se entera,el padre habla seriamente con el y deja a su hermanastra en paz y entonces se lia y se beneficia a una profesora ,la profesora que tiene un niño pequeño y se esta divorciando se acaba llendo porque ve que no esta bien estar con un alumno y entonces el chaval vuelve a por la hermana y ella ahora si se da cuenta….

Lo que yo decia un culebron. La tia gasta mucha pasta en vetimentas algo no muy normal y encima va orterilla. Y hay algo parecido a eso pero en tio? Depende por el motivo que se prostituyan, y la gran mayoría aquí lo hacen por necesidad. Sí, por necesidad xD. Necesitadas de piso bonito, ropa cara y de tiempo libre sobre todo. Siempre hay algo que hacer que no sea eso, por favor. Muchas se matan a trabajar desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche fregando suelos y aguantando impertinencias de niñatos y no tan niñatos, y con 3 críos en casa.

Lo de las mafias y la trata de blancas es otro cantar. Un cordial saludo, nestul: Bueno, la verdad, a mi me parece que cada un hace de su capa un sayo, unas personas se prostituyen por necesidad, otras por vanidad. Es un trabajo que reporta un beneficio lease ley de la oferta y la demanda , se puede realizar por necesidad o por gusto, pero no deja por ello de ser un trabajo.

Veríais igual por ejemplo, que un ingeniero tuviera que trabajar de barrendero?. No considerais eso denigrante? La prostitución es un servicio, se haga por la razon por la que se haga, y que reporta un beneficio. No hay doble moral. Solo oferta y demanda. Pero es que esa comparación… La preparación para ser ingeniero dista mucho de la preparación para ser puta. Queria hacer un par de matices en algonos conceptos muy de moda y que para mi se confunden. Y el otro es la diferencia entre lo que nos gusta y la ley.

De la misma forma se puede legalizar la prostitución y no por eso quiere decir que estamos de acuerdo con ella, igual q si no nos gusta tampoco quiere decir q la estemos demonizando.. Salio la noticia hace poco en una pagina web, no me acuerdo cual era pero me impacto bastante, una mujer que se tenga que vender porque el gobierno se lo manda o se queda sin comer, imaginate que le pasa a tu hija, que responderias? Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado! Pgangel no te creas nada de los periodicos, en mi blog publico bulos que les hemos colado a varios periodicos y televisiones… http: Una vez se encuentra una prostituta de lujo el resto dejan de existir….

No entiendo porque no puede la muchacha ganarse la vida como le de la gana. Es una forma facil y rapida, y si a ella no le supone ningun problema moral porque a vosotros si? Con la iglesia hemos topado…. Cada vez que miro el Geoloc me parece mas increible.

No hay parte del globo que no haya caido aqui. Tiene tela el furor que estan pegando los blogs. Aqui el de un servidor En España nos vamos a la cama.

Lo de las Yamambas no se si es un reportaje pero que las niñas japonesas hacen ese tipo de travesuras. Creo la idea de que, esa moda, pase por el culto que tienen en ese pais por el matrimonio Beckham, no es del todo descabellada.

Viva la liberación de la mujer. Joder como esta la cosa…eso si no nos debe cojer de sorpresa en España tambien tenemos de esto Example: Ah, entonces que se meta a puta? A ver si me explico, el problema no es la necesidad, otro problema la lleva a ese estado de necesidad y ése es el problema que se debe solucionar. Tenian que haber completado el trabajo estos cerdos americanos, y haber atomizado todo el territorio nipon con bombas atomicas….

Esta visto que Yankilandia es el rey Midas al reves. Todo lo que tocan lo comvierten en mierda…. Pues no me extraña lo que sea puta pa comprarse cosas. Quiere tener un nivel de vida alto y no se lo puede permitir. Eso tb pasa en España. No se si os acordais de un reportaje que hicieron en Madrid sobre lo mismo. Aqui teneis una pagina de Yamambas muy buena por cierto dnd os dan informacion acerca de las verdaderas yamambas http: Lo mas patetico de una kogal es sin duda la imagen… que quieran rostizarse la piel queriendo verse como Beyonce o como Jennifer Lopez no tiene perdon de Dios… ni los yenes que gastan en quedar como carnitas michoacanas… ya extrano unas tortas ahogadas….

A ver,no me gusta q critikeis tanto a las tias esas q hacen con su cuerpo lo q les da la real gana. Total,por tirarse algunos ejecutivos a cambio de una pasta q les da un nivel de vida alto? Pues eso,q hacen muy bien,q coño,si te duele la cabeza, vas a por aspirina a la farmacia,si tienes hambre,a un restaurante,si estas muy muy salido.. Bueno, es que en realidad es bastante complicado enteder a la cultura japonesa… pero la forma mas simple de esplicarlos es que, no son como el resto del mundo.

Bueno, despues de leer todos los comentarios aqui, diré que el mas acertado es el 37, bravo por Tiz! Entender la cultura oriental tal vez sea un poco complicado bajo el punto de vista occidental. Hay que entender muy bien a los japoneses. Japon es un pais muy lindo pero tampoco es el cielo es un Pais muy ordenado pero debe de haber como en cualquier pais del mundo prostitucion,drogas,asesinatos,violaciones,etc.

lolitas prostitutas escort japonesa madrid Bienvenido a nuestra clase No entiendo porque no puede la muchacha ganarse la vida como le de la gana. Cabría pensar por ello que la posmodernidad no es compatible con la estética política del distanciamiento, con el plano general que nos permite desentrañar una lógica de la política en tanto que conjunto de relaciones desiguales. El utilizado por los tribunales que por un delito de homicidio dura varios meses? Es cierto también que la película repite el manido mensaje pesimista de las dos Españas abocadas a la desgracia de enfrentarse y autodestruirse: Fue como si la luz, antes tan compasiva y tenue prostitutas publico numeros de whatsapp de prostitutas negara finalmente a seguir encubriendo al pueblo. Wajda sabe engrandecer el sufrimiento de elegantes mujeres de la alta sociedad sin que ello rechine en el contexto de una Polonia ocupada en la que millones de judíos y de prisioneros políticos acababan en los crematorios de los campos de exterminio.

0 Replies to “Lolitas prostitutas escort japonesa madrid”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *